Periodista Fidel Echeverría Méndez publica el libro Progresión de Records Nacionales de Atletismo, Guatemala, C.A.

Notas Periodísticas  Edición 163

Guatemala, 28 de abril de 2009. Por Julio Trejo Pineda.

Más de 50 años de historia evolutiva de los récords nacionales de atletismo de Guatemala permanecerá metódicamente impresa en el libro Progresión de Records Nacionales de Atletismo, publicado por el periodista guatemalteco Fidel Echeverría Méndez este mes de abril de 2009.

“(…) trabajé con responsabilidad, dedicación y compromiso por dejar para la historia un documento de consulta con 95% de veracidad” dice Echeverría  Méndez en la presentación del libro.

“La emoción me llegó porque en una ocasión platicando con Oswaldo Johnston Sánchez, singular luchador y dirigente de este deporte me decía: Oiga, Fidel, cuando nos llegue la muerte, la historia del Atletismo y de la Lucha, nos la llevaremos en el ataúd y de plano se perderán”,  agrega.

Expresa que “Cuando el ingeniero Edgar Luna Calderón, gerente del  Estadio Cementos Progreso, dio luz verde a la redacción de este libro, sentí una profunda emoción y una responsabilidad directa.”

Y esta responsabilidad directa del periodista Echeverría Méndez se actualiza al publicar su libro de 128 páginas,  tiraje de mil ejemplares, con el patrocinio del Estadio Cementos Progreso, diseñado, diagramado e impreso en Foto Publicaciones, donde deja constancia de los récords nacionales más antiguos, indicando que el de Teodoro Palacios Flores es “la base de la pirámide”, salto de altura de 2 metros con 10 centímetros y medio logrado en la ciudad de Quetzaltenango el sábado 27 de febrero de 1960 en el estadio escolar Mario Camposeco, marca que hasta ayer mantiene la vigencia de 48 años y dos meses.

Echeverría Méndez, veterano periodista especializado en deportes con claridad específica en el atletismo desde un lejano 1952, escribe respecto al récord de “Tedy”:  “(…) y si usted como conocedor del atletismo ve hacia el futuro, no existe por el momento, alguien que intente superarlo, pues los únicos que han pasado la barrera de los dos metros en el medio nacional han sido el decatlonista Angel Díaz y el también decatlonista Octavius  Guillespie, quien en una prueba en Nicaragua buscó esa marca nacional.”

La historia de los récords más antiguos está compendiada en cuatro páginas, mencionando también como protagonistas a Salomón David Rowe Stewart, Christa  María Schumann Lottman, Patricia Meigham Juárez, Cristina Girón, María del Pilar Menéndez, Larisa  Soto Midena y Luis Martínez.

La cronología de los récords está abundantemente documentada en 49 páginas que incluyen, evidentemente, competencias  de pista y campo ilustradas con fotos de atletas de por demás brillante desempeño en los anales de este deporte.

En el capítulo de Vivencias de Varios Récords y Anécdotas Inolvidables, 25 páginas, describe,  entre otras anécdotas, que en Chiquimula, 1948, competencia de pruebas selectivas a integración de seleccionados para los VI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de 1950, en la jabalina, un lanzamiento de  Miguel Angel Quiroz se salió de las diagonales buscando al público y “Ante la sorpresa de todos, el atleta Roy Fearon y Fearon, seleccionado para 1950, sin medir las consecuencias, salió dentro del público como si fuera un leopardo y aprisionó entre sus dos manos ese dardo que a la postre pudo haber ocasionado alguna lesión.”

El libro deja constancia de la actuación de atletas guatemaltecos en Juegos Olímpicos, desde Helsinki en 1952 a Beijing 2008 y en Juegos Panamericanos, Buenos Aires 1951 a Río de Janeiro 2007.

En la Galería de Fotos se encuentran 18 ilustraciones, históricas, que incluye en una a tres grandes del atletismo: Luis Logan, especialista en vallas; Efraín Recinos, seleccionado en 1950 y atleta panamericano  en 1951 y Henry  Penant, corredor de 400 metros, en recuerdo del 9 de marzo de 1952.

El historial del periodista Echeverría Méndez, de sus diferentes participaciones como dirigente y cronista deportivo del atletismo, nos trae a la memoria que como el ADN no puede haber otro igual.

Trabajando en este libro y como lo acostumbra  desde hace más de 56 años, con responsabilidad y dedicación,  realiza una idea, dijo, de hace más de 10 años, logrando dejar para la historia este documento de consulta.

Lógicamente para él no es una victoria en Juegos Olímpicos, pero sí un triunfo personal soñado a través  de la progresión de su trabajo al servicio del deporte y de la crónica deportiva.

“Ni las victorias en los Juegos Olímpicos ni las  de los campos de batalla dan al hombre la felicidad.  Únicamente la logra quien a si mismo se vence.  Las tentaciones y contrariedades son los verdaderos combates.  ¿Quedaste vencido una, dos, tres, veinte, cien veces? Sigue luchando. Cuando por fin venzas serás tan feliz como el que siempre venció. “  EPICTETO.

Carátula y contracarátula del libro del periodista Fidel Echeverría Méndez, publicdo en abril de 2009

Tres aspectos fases de la vida deportiva del experimentado periodista Fidel Echeverría Méndez

Toda una vida progresiva dedicada al servicio del deporte y de la crónica deportiva queda expresada en estas fotografías del periodista Fidel Echeverría Méndez. A la izquierda,  en México, asistiendo como dirigente del deporte a una prueba internacional en la década de los 60; en medio, como presidente en 1991 de la Asociación de Cronistas Deportivos de Guatemala, ACD y, derecha, cubriendo la Clásica competencia pedestre ACD 2008. Descargar su historial

2001 - 2002 Benjamín Leiva Casasola 2006 - 2007 Rodigo Castillo Del Carmen